Nos vamos de vacaciones desde el 8 al 27 de febrero. Reanudaremos los envíos y retiros en tienda desde el 28 de febrero.
El poeta es una suerte de geólogo

Entrevista a Kurt Folch, ganador del premio Mejor Obra Literaria 2023 (segundo lugar), con su título Enolebrum (Editorial Bisturí 10).


“Me gusta la imagen de Pablo de Rokha que suelo utilizar como muletilla “el poema no se debe parecer a nada”, esa imagen de Pablo de Rokha creo que sintetiza bien lo que a mí me gusta. Cuando yo veo que un poema funciona, es porque no se parece a nada, al menos por un momento.” Señala el autor.

Por Gabriel Zanetti  

Cómo fue el proceso editorial de este libro. Personalmente he tenido todo tipo de experiencias. Libros que escribo un año y se publican en el mismo año, o, por el contrario, libros que han esperado una década para ver la luz.

Lo escribí básicamente en la pandemia. El conjunto tiene que ver con asuntos biográficos y cosas que estaba leyendo. No tenía ningún apuro. Llegó a manos de Julieta Marchant, editora de Bisturí 10 y básicamente fue ella la que se entusiasmó en publicarlo. En un momento me dijo “deja de cambiarlo”, entonces fijó la forma que tiene. Yo le seguía metiendo mano, ella me frenaba.


Enolebrum es un título poco usar para un libro ¿Podrías desarrollar un poco su significado, su propuesta?

Es un anagrama de Melbourne, yo no quería que estuviera la explicación en la contratapa. En el libro hay algunas cosas que tienen que ver con la ciudad, pero son tangenciales, es un aspecto más entre varios, no es una clave de lectura.


¿Tu poesía busca en la oscuridad lo que Enrique Lihn llamaba “la zona muda”?

-Sí. No sé si en oscuridad. Puede ser al contrario también, por ejemplo, donde hay mucha luz. La imagen, por ejemplo, de un sujeto que cava en las palabras o en el lenguaje, un sujeto que trata de indagar, esta idea vieja del lenguaje que se comporta como una fuerza geológica y el poeta es una suerte de geólogo, que trata de ver qué sucede entre una capa y otra. Hay un montón de material dando vueltas. El material particulado, en realidad a mí me interesa eso.

¿Qué rol o función cumplen los sentidos dentro de este libro?

-En el caso del poema me interesan los sentidos, entendiéndolos como la imagen poética del conjunto de los sentidos, no uno en particular. Creo que sigue siendo el oído el más importante. El ojo también es fundamental. La imagen poética es clave, pero no es puramente visual. La imagen del poema, es el conjunto de los sentidos. Me gustaría que los poemas -no digo que lo logren- tengan un efecto sinestésico: los sentidos actuando de forma simultánea


Pueden identificarse diversos estilos o registros compositivos dentro del libro.  El poema “Como el trueno en un día soleado” es decidor con esos versos borroneados. ¿Por qué esta multiplicidad?

-Me aburro. Uno se aburre de su propia voz. No me considero un poeta de muchos recursos, tampoco un intelectual. La única forma de hacer los procedimientos más simples, es la forma de los niños: jugar con palabras. Además, sigo pensando que tiene mucho de los principios activos del Dadá. Me gusta la imagen de Pablo de Rokha que suelo utilizar como muletilla “el poema no se debe parecer a nada”, esa imagen de Pablo de Rokha creo que sintetiza bien lo que a mí me gusta. Cuando yo veo que un poema funciona, es porque no se parece a nada, al menos por un momento.

Kurt Folch: Enolebrum
Bisturí 10, 2022. 62 páginas.
$9.000
Precio especial para miembros de LaKomunidad: $7.650

×